Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
Hay situaciones en donde las llaves de la puerta se pierden, las han robado, o nos mudamos de casa. O en otras ocasiones por seguridad también cambiamos la combinación de la cerradura.
Por lo que necesitamos cambiar la combinación de la cerradura, esta modificación no es para nada difícil, por lo que puedes hacerlo tú mismo, sin necesidad de llamar a un cerrajero.
El primer paso que tendrás que seguir será retirar la cerradura de tu puerta. Debes quitar los tornillos que sujetan a la puerta, destornillándolos, luego jala hacia afuera para sacarla. Luego de haber sacado la cerradura busca un lugar para trabajar en donde te sientas cómodo y que esté bien iluminado.
Lo segundo que harás es desarmar poco a poco y con cuidado la cerradura. Identifica la tapa que retirarás, luego retira los tornillos, debes tener en cuenta que estos tornillos son pequeños y que pueden perderse, por lo que te recomendamos que los coloques en un embase o bien puedes colocar un pedazo de imán y ponerlos allí, para no perderlos.
Luego de haber quitado los tornillos de la placa, extrae esta misma poco a poco, con movimientos suaves, ya que la cerradura en algunos casos trae un resorte, y si se hace mucha presión, el resorte puede salir expulsado.
El tercer paso será Retirar cada una de las placas que la cerradura. Luego de abrir esta se verá que en donde se coloca la llave hay varias placas, esto también depende del modelo de cerradura, ya que algunas vienen con el pestillo de la llave y luego dos placas, mientras que otras tienen 6 a 8 placas.
Ya puedes ir retirando cada una de las placas, para no perder estas placas puedes ir retirándolas y colocándolas en el orden que han sido quitas o ir marcando con un regulador marcador cada una de las piezas retiradas. Saca el pestillo y ve retirando las otras placas, ubicándolas de acuerdo al orden correspondiente.
El cuarto paso será cambiar la combinación de la cerradura. Lo que tienes que hacer es solo modificar o editar cada una de las placas que sacaste anteriormente.
Un ejemplo de ello es montar nuevamente la cerradura en la puerta e ir modificando cada una de las placas, es decir, inserta primero la placa 3, luego la 4, después de esto el pestillo, y por ultimo luego las placas siguientes, que sería la placa 1 y la placa 2, siguiendo este orden.
Esta combinación será la nueva a utilizar, pero no antes de haber modificado la llave de la cerradura, para que esta pueda ser insertada con la nueva cerradura modificada.
El cuarto y último paso será la comprar una llave virgen, debes tener en cuenta la medida, que sea del mismo largo, por ello te recomendamos que lleves la llave anterior como muestra.
Para tener una nueva llave debes ver los dientes de la llave original, que es la que sacaste, luego marcas la profundidad de las depresiones, (puedes utilizar una sierra) en el orden que has modificado. Puedes limar la llave hasta obtener el resultado deseado.
Luego puedes llevar la llave modificada a la cerrajería y sacar una copia de la nueva llave de tu cerradura.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies